13 jul. 2009

COHETES, NADA, "APAÑARSE"


Acabo de llegar al punto de un “inconveniente” que no me gusta, en esto de estar esperando un baby. Ayer, domingo, fue un día bastante bueno. Nos levantamos bastante tarde, porque Erinio, al dormir solo 6 hs. diarias, debía estar molido y no despertó, así que yo, despierta, me dejé estar en cama hasta que él se revolvió, estiró y sacudió cual gato gigante entre la sábana de color lila y las almohadas verde anís. Cuando él abrió los ojos bostezando y estuvo “espabilao” yo cogí el reloj de la mesilla:
- Cari... ¿sabes que hora es?.
- No sé... ya deben ser más de las once...
- Bueno, son más... de la una.
- ... ¡qué??!!
Total, que nos dimos una ducha y tras vestirnos ambos de chandal, pregunté que quería comer, que en una hora tenía todo listo. Sin embargo, mi Erinio había cambiado de opinión, y empezando ya a quitarse el chandal, me sonrió:
- Anda, ponte lo que quieras, que nos vamos a comer fuera, por un día no vamos a ser más pobres. ¡Que diablos!.
Me puse mi falda premamá color camel y un bonito blusón blanco, me maquillé el “rostro pálido” que me gasto este año, me puse las chanclas color beis (no sabéis como me hinchan los pies) y un collar largo chocolate con mis aros dorados... Luego, tras dar de comer a mi duende y demás peces del acuario... allá nos fuimos.
Tras unos estupendos calamares a la romana, merluza a la cazuela, flan de naranja y té con leche, en un restaurante a un par de kms., nos fuimos a dar un paseo por el campo para hacer la digestión. Durante el paseo llamó un amigo, que fuéramos hasta su tierra (8 kms.), que habían puesto ya las casetas y atracciones para las fiestas del miércoles, así que allá nos fuimos. Venga risas, y anécdotas, algún cotilleo, visita a una chocolatería nueva, donde nos zampamos los tres unas copas de helado sencillamente IN-CRE-I-BLES, y me compré un libro en la fiesta... A las 11 de la noche decidimos que era hora de volver, ya que Erinio madruga... todo un día estupendo, vamos.
La cuestión es, que, en mis 25 semanas, tengo las hormonas a 300 por hora, y de repente, tras la duchita de final del día, lo que me apetecía era... ¡marchaaaaa, música maestroooo!!, tango, parranda, movida, cohetes... o como queráis llamarlo. Yo ya había notado que ultimamente mi querido Erinio estaba como algo remolón en el tema, como que no tenía las hormonas tan lanzadas (tampoco es cómodo con esta panza puntiaguda que tengo ahora, y las últimas veces ya fueron... sosas), pero pensé que era cansancio. La cuestión es que me puse a ello, empezando por abrazarlo por la espalda y empezar el ritual que SIEMPRE me funciona IPSO-FACTO... para notar que esta vez, se desembarazaba IPSO-FACTO, me abrazaba y demás... pero como que no. Claro, mi primera reacción fue quedarme con cara de póker .
- ... Con barriga no te atraigo igual, ¿no?.
- No digas chorradas, ¿tú me has mirado bien de cintura para abajo?
(SI, SÍ, DOY FE QUE NO PARECÍA SER ESE EL PROBLEMA)
- Jaaaaaaaaaaaaa, jajajaja... ¿entonces?.
- Es que me da... mal rollo, jo, ahora que falta tan poco, con ese barrigón, como dijiste que nuestra favorita te dijeron que mejor que no, y las otras... son incómodas para los dos... es que igual me resbalo y la armamos... igual la pifiamos ahora... jo... es que me da yuyu...
- Pero si ya te dije que se puede hasta el último día...
- Ya, ya sé... pero me da no sé que... igual me resbalo un poco, o con la emoción me despisto y me caigo encima... es que tienes la barriga tan hacia adelante... si fuera más ancha...
- ¿Quieres decir que como te da miedo hacerle daño se te corta el rollo?.
- ... Pues sí... es que nos falta tan poco...
- ¡¡ Pero aún faltan meses !!.
- Ya... pero los tíos ya nos apañamos... tú tranquila... O ya veremos... Anda, dormimos.
Y tras meternos en la cama, me besó la espalda, se durmió abrazandome y esta mañana me besó la frente antes de irse a trabajar, como siempre
.
El caso es que no supe decirle que yo NO QUIERO “APAÑARME”, narices...
¡ Ay, ay, ay...!
que me parece que los próximos meses, como se suele decir, voy a pasar más “hambre”... que un maestro de escuela...
¡¡ Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!

15 comentarios:

  1. Preciosa historia... yo también soy de antes de la guerra, querida amiga...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. jajjaja bueno pues a pasar hambre jajaj

    ResponderEliminar
  3. Jajaja! Ay, nena, no te quejes, que por lo menos te da mimos; luego ya recuperaréis el tiempo perdido y tendréis la traca completa! Besitos, chica afortunada :-)

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja la pobre.

    Tienes que investigar. Ha de haber una postura en la que no haya tanto riesgo...

    Y si no siempre podeis apañaros el uno al otro, jolines. Será por tipos de fuegos artificiales. ¿O eso también le da miedo?

    xD

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Consulta el Kama Sutra pre natal...si no encuentras la posición... bueno, a pasar hambre se ha dicho

    ResponderEliminar
  6. Has pasado por nuestro diario y muchas gracias.
    Estas embarazada y que suerte mas grande. No tienes que preocuparte de que algo vaya a salir mal, porque lo normal es que todo vaya genial.
    Por supuesto que la gente es cruel, mas aun, muchos son unos autenticos desgraciados.
    ¿Que te crees que yo no lo paso mal?. A mas de uno lo mataria directamente.
    Pero tambien te digo una cosa. Ante una adversidad tan grande te creces de una manera tremenda. Nuestra hija con SD solo nos ha traido cosas buenas. Tambien momentos angustiosos, pero esos han pasado.
    Han existsido unos cambios en nuestra vida tremendo, y hemos sabido aceptarlos y disfrutarlos porque ahora somos mucho mas fuertes.
    Disfruta de tu embarazo,que todo va a ir genial, aunque sea con los pies hinchados.
    Esperamos verte pronto por el diario de Teresa.

    ResponderEliminar
  7. Bueno.. no sé que decirte... ajo y agua? o... no sé.
    Creo que tienes un marido maravilloso, que ternura, que dulzura que todooooooooo... pero claro! yo entiendo que tus hormonas quieren fiesta y la fiesta no entiende de esperas...
    Además, dentro de nada solo tendrás ojito para tu bebé, así que, no hace falta penetración (perdóname lo explicito) y tenemos manitas, lengua y demás...
    Un super beso querida mami

    ResponderEliminar
  8. Hola Erinia.
    De los defectos no podemos hacer distancia y sí una aproximación. LLevar al otro a nuestro terreno,(que no siempre es facil),pero hay qe intentarlo.
    No olvidemos que todo lo que exite en esta vida cambia continuamente.El ser humano,las riquezas,mi cuerpo,los placeres, el clima etc.
    Que seas feliz.
    Besos,saludos!!

    ResponderEliminar
  9. PUes sí , Sade, en eso ya he pensado yo... ¡¡ pero no es lo mismoooooooooooo!!!. Pero sí que tamos en ello.
    Gracias a todos, amigos/as

    ERINIA

    ResponderEliminar
  10. Por estas tierras dicen" voy a pasar más hambre que garrapata en peluche"

    ResponderEliminar
  11. Jajaja me gusto ese dicho, jose montalvo. Me lo guardo.

    ResponderEliminar
  12. jooojjo... a mí también, montalvo. También me lo quedo.
    ERINIA

    ResponderEliminar
  13. Bueno, pues los "apaños" también tienen sus cosa ¿no? sobre todo si son en compañía jejeje.
    Bah! que ya queda poquito y en ná de ná estaréis de nuevo en plena forma.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  14. Yo sería como Don Erinio, mejor no tentar a la suerte, jaja. ;-) Pues nada chica, a buscar soluciones.

    ResponderEliminar

NUECES DICEN