22 jul. 2009

MI PUEBLO EN 1962

No sé si alguna vez os comenté lo mucho que me gustan las imágenes antiguas, tengo una buena colección de postales pero me estaba costando bastante encontrar alguna del pueblo. Por un casual ha llegado a mí esta imagen de mi pueblo en Mayo del 62 (anda, que no ha llovido nada). Según me he informado era día de compra-venta de ganado así que se reunían en la alameda del pueblo. Por entonces, el 100% de los vecinos tenía trabajo (lo cual no deja de ser una ironía hoy día, je je), gracias a tres grandes fábricas de cerámica que estaban contínuamente retirando barro, terrestre y del fondo del mar (que era mejor y más caro). Lo mejorcito parece ser que se enviaba a las mejores fábricas de porcelana de Valencia y Alicante.
Las cuentas que se reflejan en la entidad bancaria más antigua del pueblo, dejan muy claro que por entonces, este pueblo tenía un nivel monetario bastante superior a los pueblos vecinos, y que incluso alguno de esos pueblos se mantenía entero gracias a aquellas actividades con el barro.
No deja de ser, repito, una IRONÍA en toda regla. Tantos avances, tanto progreso, el paso de tantos años, el abandono total de aquella manera de vivir... y aquí estamos, literalmente para muchos españoles hoy día: SIN UN DURO. De repente, me he puesto a echar cuentas de cuantos amigos y conocidos están ahora mismo en el paro porque se les acabó el trabajo y no dan encontrado otro, luego he añadido a aquellos cuya empresa ha desaparecido, luego a los que no están en paro pero llevan meses currando SIN COBRAR... y sale una cifra fina. Luego he sumado a dos que han despedido al saber que estaban embarazadas... así es que no tengo una tarde de aburrimiento ahora, me visitan, me llaman... si no es uno es otra, o el de más allá, porque a casi todos les sobra tiempo. Y eso que dicen que Galicia no está en la peor de las situaciones, por tanto, me pregunto como se las apañan en sitios como Barcelona o Madrid, donde prácticamente NADIE tiene donde plantar 4 repollos, 2 tomates y un puñado de patatas... porque aquí, las cosas como son, casi todos tenemos, o nuestros abuelos, suegros, padres, tíos, hermanos... y en tiempos duros, o "de plan ahorro" tenemos de donde rapiñar algo, pero en esas grandes ciudades...
Mi abuela que empezó a trabajar fuera de casa a los 12, en casa del cura, haciendo la comida y luego con el tiempo compaginaba con sacar sal y barro... siempre decía (ahora, la pobre, apenas dice, la memoría ya se le va mucho), que con tanta soberbia, tanto orgullo, tanta ropa bonita y tanta juventud que solo quiere ser estudiada, algún día tendríamos que volver a su propia infancia: cada familia su vaca, o sus 3 m2. de regadío, o sus gallinas... (tener todo ya era mucho soñar).
Empiezo a pensar que tenía toda la razón del mundo...

7 comentarios:

  1. Fíjate que yo opino que en un pueblo la vida es dura, pero en condiciones de pobreza la ciudad lo es mucho más. Me da por pensar historias que me contaban mis abuelos. La postguerra en el pueblo: quien más quien menos algo comía de alguna tierra. La postguerra en la ciudad: ¿qué comías? No había qué comer. En todos los sitios se pasaba hambre, pero me da por pensar que en la ciudad la cosa era más dura por los comentarios que he oido.

    ResponderEliminar
  2. A mi también me hacen ilusión las fotografías antiguas.De cuando mis padres eran pequeños no he visto niguna.Solamente de cuando eran jóvenes y de cuando se conocieron en Melilla.Por aquellas fechas no era tan usual, o más bien era para gente de alto nivel.
    Es cierto que en tiempos de penuria, siempre los habitantes de los pueblos han tenido más salida que los de las ciudades y es razonable.
    Que pases días felices y disfrutes de tu embarazo
    SALUDOS!!

    ResponderEliminar
  3. Lo más triste de todo esto es que los que cometieron esta grandiosa estafa estan seguramente en el Caribe disfrutando las playas y riéndose de los que perdieron su trabajo...como siempre

    ResponderEliminar
  4. Mi abuela era la carbonera del pueblo.Un pueblo que era pequeño pero hoy se ha convertido en una ciudad.
    Lo del paro también es algo irónico porque hay muchos despidos falsos y muchos que se han aprovechado de la situación para echar gente a la calle,pero lo que peor me parece,es que todos nos quejamos pero nadie hace nada,salimos a la calle para defender equipos de futbol pero para otras cosas que nos afectan de lleno,no hacemos nada.

    ResponderEliminar
  5. El problema es que ha cambiado el modelo de sociedad. En los 60, a pesar del incipiente desarrollismo, todavía estábamos en una situación en la que:
    - Se vivía de los productos cercanos (alimentos locales y de temporada, manufacturas locales).
    - Los productos manufacturados eran caros.
    - Los salarios eran bajos y sólo permitían la subsistencia (las criadas, por ejemplo, trabajaban prácticamente por la comida y la cama).

    A una situación en la que:
    - Se vive de productos lejanos. Puede ser más barato un kiwi neozelandés que un tomate. Las pequeñas fábricas locales desaparecen y son absorbidas por grupos multinacionales, que luego se quedan con la marca y cierran la fábrica.
    - Los productos manufacturados son relativamente baratos, por tanto el empresario cree que es más barato gastarse 30.000 euros al año en maquinaria u ordenadores nuevos que en empleados.
    - Los sueldos de los empleados son relativamente caros, porque:
    a) Los gastos que se consideran imprescindibles han aumentado (por ejemplo, si rellenas cualquier instancia verás que el gobierno considera imprescindible que tengas no sólo electricidad y agua, sino también teléfono y cuenta bancaria, e incluso en algunos casos internet; además, en muchas zonas el automóvil se ha convertido en imprescindible ante la desaparición de los transportes rurales y la congregación de los centros de empleo en polígonos industriales, comerciales e incluso financieros).
    b) Este salario elevado es necesario para que se mantenga el consumo (algo que ahora parece olvidar la patronal).

    No olvidemos que el empleo femenino, a menudo reivindicado como necesario para proporcionar independencia a la mujer, se ha convertido en una trampa: no le da independencia puesto que el nivel de gastos de vivienda y alimentación requieren que trabajen los dos miembros de la pareja (lo que suele significar más del doble de lo que gana la mujer).
    .. pero de eso hablaré en otro post...

    ResponderEliminar
  6. S. ¡gran verdad!!. ESo lo he dicho yo más de una vez, montamos una manifestación por el botellón, o salimos es estampida para ver un futbolista... pero si en la empresa nos están explotando no nos ponemos de acuerdo para ir todos a hablar con los superiores y decirles que cosas no pueden ser.
    Josemoyá, otra gran verdad, en cuanto sospechan que estás embarazada o quieres tener hijos, patada al culo.
    Josemontalvo... si yo te cuento de aquí al lado un señor que se dió en bancarrota, dejó a un amigo sin cobrar 18000euros... pero él se pasea cada día en un super Audi A8, impresionante.

    ResponderEliminar
  7. Gracias,Manrique...


    ERINIA

    ResponderEliminar

NUECES DICEN