27 ago. 2009

CONTINUA AMARGURA


Alguna vez he dicho lo imposible de tener paz, cuando vive contigo alguien a tratamiento psiquiátrico, tergiversan, inventan conversaciones, mienten, ven cosas que no pasan... y los más cercanos, los que somos los que lo sufrimos y tratamos de razonar con el con verdades somos el enemigo siempre. Y yo... yo soy tan estúpida que no puedo ignorar el tema, o como hizo mi padre, salir huyendo sin mirar atrás. No puedo hacer como hice con otras cosas en la vida, no sé ponerme una coraza y hacerme indiferente. Cuando más feliz tenía que ser, estoy triste y no sé como animarme. Le pedí por favor que estuviera tranquila estos meses, que no armara películas de las suyas, que el estrés no era bueno para el bebé... y no sirvió de nada. He perdido cuenta de los malos tragos, de los desplantes, de las discusiones. No tengo salida. Si estoy con ella malo, si estoy en otro lugar igual o peor, porque ella ya se encarga de ello. Ningún centro te permite tenerla allí siempre, salvo que suponga un peligro para los demás. Y yo me hundo sabiendo que nada va a cambiar. ¿Que haces cuando dices a tu madre que os vais a comer con unos amigos y al volver encuentras la cerradura reventada con unas tijeras?. ¿Que haces cuando tu pareja le coge hasta miedo y te implora que el bebe no esté a solas con ella y tú sabes que tiene razón en temer?. ¿Que haces cuando encima tienes una tía que manipula en la sombra para manejar su dinero?. Esa misma tía, que no "quería cines en su casa", "que la aguantara otro", "que ese ambiente no lo quería para criar a sus hijos". La misma tía, que me apagaba la luz cuando estudiaba y yo ponía 3 velas, la misma que me apagaba el televisor en las narices a los 24, y a las 10 de la noche, la misma que no me permitía ni coger el mando. La misma que no te permitía que ninguna amiga subiera a casa, ni que nadie te llamara por teléfono, la misma que te apagaba el gas, si te duchabas, la misma que te decía que comías el pan robado, y que nunca llegarías a nada... La misma que en las fiestas familiares, si no cabíamos todos en el salón, no te lo decía a viva voz, pero te miraba y ya entendías que estaría bien levantarse y comer en la cocina. La misma que te humilló mil veces en 20 años y te recalcaba mil veces que estabas en su casa. La misma que tanto se hartó de decirme que no servía para nada, que yo me harté de ayudar en casa, y ya los 2 últimos años no movía un dedo, ya que me insultaba, por lo menos que tuviera razón. No movía un dedo y me daba igual si comía o no, ya trabajaba, así que muchas veces ya venía comida. La misma que el sábado si llegaba a las 4.05hs. de la mañana no me dejaba entrar, porque en su casa, "no quería putas". La misma por la que sin pensar un día entregué el millón y medio de pts de reserva al primer piso que vi y me fui. No me pegó ni me morí de hambre... pero algunas situaciones jamás las he olvidado, y algunas ni a Erinio se las he contado, por lo indignas, lo bajas, lo humillantes. Ella, la misma que todavía en mi luna de miel hizo un comentario de muy mal gusto en una tienda, sin contar que detrás había alguien que me conocía y a mi vuelta vino a decirme, que lo que contaban de ella, era poco. Que no era normal tanta mala idea. Que tal vez era envidia. "Envidia ¿de qué", me pregunto yo todavía. Creía que ya pocas cosas podían hacerme mella, tras tantas "rarezas" de mi madre, y tantos momentos de mal trago, por ella... PERO SI QUE HAY... y llevo llorándolo días y días, triste, dolida, harta, cansada, acorralada... HUNDIDA, cuando solo debía sentir PAZ. Las lágrimas se me vienen a los ojos, llena de una amargura contínua que no se me va.
Hace 2 viernes, cuando Erinio llegó del trabajo, decidimos ir a casa de mis suegros a ver los pequeñuelos de mi hombretón: canarios, mandarines, periquitos, rabadillas, tejedores... El caso es que después de verme todo el santo día en casa, mi madre todavía consideró oportuno llamar allí y preguntar si estábamos allí, cuando nos vió salir a ambos. Mi suegra, que sabe lo que hay, dijo que sí, que acabábamos de llegar, que porqué, mi madre dijo que si yo estaba bien, mi suegra contestó que ella me veía bien, que porque no iba a estar bien y no hablaron nada más. Para mi sorpresa padre, llama a los 10 minutos ¡¡mi tía!!... para preguntar lo mismo, como si mi suegra fuera a mentir, y no contenta, ella, de supuesta defensora le suelta a mi suegra que estamos maltratando a su hermana y que si andamos por su dinero!!. Mi suegra se quedó de piedra y dijo que no necesitaba ella el dinero de nadie, que ya para eso tenía su trabajo. Yo me quedé seca, de pie en la puerta cuando oí tal respuesta. Yo, que en estos casi 10 años de hipoteca, JAMÁS pedí un duro a mi madre, ni sé cuando cobra de pensión ni he visto jamás la libreta del banco... y a esta sinverguenza no se le ocurre mejor barbaridad para quedar de superior. Y todavía no entiendo que pudo pasar, porqué tal comentario, porqué pasó tal momento si no había pasado nada anormal, dentro de lo que pasa aquí, y es "normal". ¿Como puedo yo ahora sentar a todos en el bautizo sin que se forme la de Dios?, ¿como puedo invitar a mis primos sin invitarla a ella?, no los dejará venir. No dejo de pensar que mi madre y su condenada cabeza a tenido que arruinarlo todo. Erinio quiere cambiar el num.tlf. de casa de sus padres, yo estoy amargada, y mi madre, reconociendo que nunca le pido un céntimo, aún lo zanja diciendo "que tampoco es para tanto, que tu suegra no es la reina". Por más que le explico que como no se da cuenta de lo que ha hecho su hermana, que a qué vino lo del dinero, que si es esa la preocupación que ella tiene, que si no ve que ella misma se ha definido sola. Pero su hermanita ha dicho que no dijo tal cosa, vamos, y yo estaba apoyada en la puerta y al lado del teléfono, y lo oí todo... y mi palabra al lado de la suya no es nada, ni la de mi marido tampoco, ni la de mis suegros. Solo vale la de ella. Está visto que su hermanita es mejor manipuladora que yo. Más aguda, más venenosa... y yo soy del todo tonta e inútil. Para una vez que soy feliz en la vida, es evidente que como siempre, viene mi madre y lo jode todo. Como en la comunión, la confirmación, el día anterior a la boda, media luna de miel... De repente soy consciente que no puedo recordar un solo día con ella, uno solo, en que yo pueda decir "que bien lo pasamos ese día, cuanto nos reímos", y me siento tan vacía, triste, sola... Nunca me enseñó nada, ni me llevó al coleguio, nunca intentó verme feliz. Siempre me dijo que no valía la pena intentar tener una casa ni un futuro, y desde que me casé todavía se ha vuelto más terrible. Insulta a mi Erinio cuando le viene en gana, desprecia a mi suegra continuamente, cuando ellos nunca han hecho absolutamente nada malo hacia ella, solo fingir que no oyen y sonreír por la paz común. Mi tía se hartó de gritar que no quería ese ambiente para criar a su hija... pero parece que yo estoy obligada a comérmelo con patatas y decir Amén. Tragar y callar, tragar y callar. Y solo el que vive puertas adentro entiende y sabe, y el que vive puertas afuera cree que sabe algo del tema y se permite hasta juzgar. Solo tengo ganas de llorar y todo el tiempo estoy pensando, callada, dando vueltas a lo mismo. Me voy de compras, a tiendas de bebé y me vengo sin nada. Erinio me mira y se le nublan los ojos y me dice que no me amargue, ni discuta, que solo le hace daño al bebé para nada. Me abraza:
- Yo te quiero tantísimo y mis padres y mi abuela, te adoran. Tu madre nunca cambiará, nunca has podido contar con ella ni nunca podrás. Trata de ser feliz con mi familia, que estamos aquí 4 días y no quiero verte triste cada vez que ella forma un teatro de los suyos. No va a cambiar, está en ese chip, que su hermana le comió bien la cabeza y no hay más que esperar. ¿No ves?, tú le dices lo que está mal, y eres la mala, y ella la pobre mártir. Tú misma me dijiste al empezar a salir contigo que no había nada que hacer ni esperar de ella, solo ignorar. ¿Por qué no te lo aplicas y continúas?.
Está visto que el condenado diablo protege a los suyos, y yo... que ni siquiera tengo fe en nada, yo que nunca supe creer, sin madre, padre ni hermanos... yo no soy nadie. Solo un ave llena de pena por dentro, desconsolada, y temiendo que a mi niña le pase algo por no haberme ido a vivir aparte estos 9 meses... cuando pude hacerlo. Mi mente me dice que espabile, por mi peque, pero el alma no levanta. Soy solo eso, un ave llena de pena por dentro.

17 comentarios:

  1. Erinia, no, no, tú misma lo dices en el título: "la vida es como una nuez, no puede abrirse entre almohadones de plumas".
    La vida es dura, muy dura, para algunas personas injusta e inexplicablemente más que para otras pero hay que seguir adelante. Quiérete a ti misma antes que a nadie y pon límites cuando sientas que te hacen daño. Tu tía no se merece ni de lejos que la invites al bautizo. Que se lo tome como quiera y tus primos igual, pero no la invites. A tu madre... pues según veas, piensa si quieres que esté o no pero haz lo que tú y sólo tú quieras, no te dejes influenciar por lo que puedan decir los demás. Y si la invitas dile bien clarito que si arma espectáculo se vaya despidiendo de ti en una buena temporada. No dejes que te hagan creer que la abandonas o algo por el estilo, que sea ella quien decide pero si decide liarla es porque asume las consecuencias como mujer adulta que es.
    Y siéntete afortunada, nena, por ese bebé que esperas y con el que tú vas a ser una muy buena madre, y por tu Erinio y su familia que te quieren de verdad y parece que están dispuestos a ser tu familia todo lo que haga falta. Piensa que, al menos y por su parte, tienes motivos para sentirte querida. No todo el mundo puede decir lo mismo...
    MUCHOS BESOS

    ResponderEliminar
  2. Si, Edel, yo sé que mis suegros me quieren. La verdad es que nunca he tenido NADA de qué incomodarme con ellos, todo lo contrario de lo que suelen decirte de los suegros. Es solo que con esta cruz, sin hermanos, ni haber tenido un padre, ni nada. A veces, a pesar de Erinio, siendo que estoy sola en el mundo. Y no sé si seré buena madre, imagino que no hay una escuela, pero, sí que sé LO QUE NO VOY A HACER. Gracias, de veras.

    ResponderEliminar
  3. Erin, no estás sola: tienes una familia y eso tiene composición variable, a veces son los padres, a veces la pareja, los hijos, etc., es distinta en cada persona.
    Yo, por ejemplo, tengo a mis padres conmigo pero aunque yo soy joven ellos son muy mayores y a menudo temo que no me acompañen muchos años. No tengo hermanos y mis tíos y primos son casi extraños. De momento no he tenido mucha suerte en el amor así que cuando fallen mis padres, salvo que haya encontrado un Erinio, me voy a quedar mucho más sola que tú, con lo que temo la soledad :-S
    Así que mucho, mucho ánimo, que tienes que estar feliz para recibir con una enorme sonrisa a esa niñita que llevas dentro :-)

    Y si necesitas hablar o desahogarte: kleinedelweiss - gmail - com
    Besis

    ResponderEliminar
  4. Haz caso a Erinio y dejate mimar por ellos que te dan paz.

    Te mando un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Edel, de nuevo, mil gracias. Tomo nota.
    Brujanotanmala... jeje... otro beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Erinia, lo que cuentas es trágico y solo tiene un solución...apártate de cualquier persona, no importa si es tu madre, tu tía o quién sea, que te haga infeliz y que quiera controlar tu vida. Lo que describes indica una relación muy, muy enfermiza y neurótica por parte de tu madre y de tu tia y no hay razón en este mundo para aceptarla. Como dice Edel en relación al nombre de tu blog, estas situaciones requieren cirugía drástica, es decir total extirpación de lo enfermizo. Y no te crees sentimientos de culpabilidad, pues nadie, nadie tiene el derecho a querer controlar, humillar y herir a otra persona, no importa el grado de parentesco. Ponle un muro como el de Berlin y asegurate que no lo atraviesen. Rompimiento total, pues esa relación no tiene cura, te lo aseguro.

    Mi e-mail: jlgm39@gmail.com para lo que desees.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Erinia.
    Comprendo tu situación y me hago cargo del problema.Con esta comunicación que realizas por medio del blog,tú mísma te haces fuerte para seguir adelante; no olvides que tú,creas tu propio universo durante el camino.
    "No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida,ni tengo respuestas para tus dudas o temores pero puedo escucharte y compartirlo contigo"(Borges)
    Lo que llevas dentro es sagrado¡Cuidala bien!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Me parece super fuerte lo que cuentas... pero es bueno echarlo fuera. Es facil caer en sentimientos de culpa, por eso que es la familia, pero tienes todo el derecho del mundo a ser feliz...
    un abrazo
    pablo

    ResponderEliminar
  9. Aparta todo lo malo,todas las personas que te hacen infeliz,las comidas que te dan ardores,los zapatos que no te gustan...y empieza a ser feliz porque mereces serlo!!!
    Ya sabes donde estoy.

    ResponderEliminar
  10. Me comuicabas en cierta ocasión que comprarías una máquina de fotografías;procura que sea digital y que se pueda enchufar al ordenador.
    Las máquinas de carrete ya están trasnochadas.
    Tienes que ir pensando en el albun de la nueva criatura. Que todo vaya bien .
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  11. Yo, que también soy de una familia muy particular de esos "lares" y con la que nunca me entendí demasiado bien. Siempre he visto cierto paralelismo cuando hablas de la tuya... No tengo la solución a tu problema pero puedo decirte lo que hice yo. Decidí con 16 años (si, si, 16) irme para no volver. Y me entró por un oido y me salió por el otro cuanto me dijeron. Nunca me he arrepentido Erinia. Y ya sabes, más vale sólo que mal acompañado, refrán antiguo pero sabio donde lo haya.
    Lo que si te digo, es que mis tres hijos, siempre dicen que han sido los niños más felices del mundo, por como tú muy bien dices, sabía muy bien lo que NO TENIA QUE HACER. Alguna ventajilla nos tenía que dar la puta vida filliña!
    Y también te digo, y sé que no me equivoco, que Kayla, te dará la fuerza necesaria para tomar las decisiones pertinentes al respecto por duras que sean ¡ya lo verás!.
    Y ahora sé que estás cansada, aburrida y asqueada de la situación. Pero eres fuerte porque has pasado mucho niña! no te dejes vencer por la tristeza o habrán ganado ellos ¡y eso, si que nó!
    ¡Vengaparribaeseánimovaliente!

    ResponderEliminar
  12. Cuando puedas pásate por mi blog: te he dejado un regalo. Espero que te guste.

    ResponderEliminar
  13. Vaia que sorte descubrir este blog paisano e do mesmo concello. Noraboa polo blog e sorte nos 20 Blogs

    Un saúdo desde o mesmo concello
    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  14. PUes olé tus webs, Cristal... a mí me da mucha rabia tener que acabar así, con toda la ilusión que estoy pagando la hipoteca... y toda la ilusión que he puesto en un futuro cercano más o menos normalito... Yo también creo que al nacer Kayla, si nada cambia, seguramente acabaremos marchándonos los 3. Graaaaaaaaaciaaa... y es verdad, que de momento... ha ganado la "bondadosa" de su hermana.

    ResponderEliminar
  15. Ánimo en estos momentos difíciles. Me gustaría que te pusieras en contacto conmigo a través del email (lo puedes encontrar en mi blog) para ofrecerte algo, en la medida de mis posibilidades, que pueda contribuir a aliviarte y que tu pequeñina deje de percibir tu sufrimiento. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Muchos ánimos para ti y el bebé que esperas.
    "Tengo la suerte" de contar entre las rar@s que no adoran a su madre (porque se lo ha ganado por méritos propios) y, por experiencia, sé que es muy duro aceptar esa realidad y no culparse de ser malo por no poder querer a esa persona en concreto.
    La sociedad nos impone el amor incondicional a los padres, el problema está en cuando esos padres no te ofrecen ese amor incondicional desde que naces porque ni siquiera se pueden querer a ellos mismos.
    Lucha por tu familia, la que has creado.

    ResponderEliminar
  17. FORMA UN HOGAR CON Y DE AMOR.
    LUCHA POR DARLE A LA BEBE LO QUE TU NO TUVISTE.

    CUIDA A TU ERINIO, DALE MUCHO CARIÑO, NO TE PIERDAS EN LOS PROBLEMAS Y LO OLVIDES A EL.

    QUE LA LUZ ETERNA TE ILUMINE A TI Y TU FAMILIA.

    ResponderEliminar

NUECES DICEN