7 dic. 2009

DAÑOS COLATERALES


Ayer nos fuimos los tres de bautizo, nosotros dos y Erinia pequeña. Una prima mía bautizaba a sus mellizos. Hacía un tiempo horroroso, agua, agua y más agua, y yo me lo pensé bastante, porque la peque ha cogido moquitos... pero bueno, la abrigamos bien, el plástico para la lluvia, el salón calentito... Fue un día bastante agradable y tranquilo... el día anterior, NO. El caso es que nos fuimos a comprar algo, ya que con los kilos que me han quedado, no me sirve nada de lo que tenía, salvo los chandal... jejeje... y como que no. Al llegar, no me veía a gusto con nada, no me gustaba... al final, leggings, vestido de lana ajustado bajo el pecho y botas altas, todo en negro, y un collar y pendientes azul eléctrico. Para ser francos, que aparte de algunos kilitos, lo que me han quedado son daños colaterales. No me permiten abrocharme unos vaqueros, ponerme un vestido... me puse un pantalón de tela y un jersey, con americana y tampoco... vamos que me ha quedado panza, una panza hinchada que parece que todavía estoy esperando a Kayla, a los 6 o 7 meses, y diréis vosotros que exagero. Pues no, os dejo el "detalle" de mi convicción:
Mi Erinio, mi peque y yo nos fuimos a 25 kms la semana pasada a resolver los 2500 € de Zapatero (¡que narices!, que no están los tiempos para dejarlos ir). La cuestión es que llegamos y de repente me doy cuenta que no he cogido la libreta del banco y no me sé la cuenta de memoria. Le digo a mi Erinio:
-Para ahí, en la sucursal de aquí, que con el DNI, ya me dan el numero de cuenta de allá.
Entro, el de caja me cuela (aún lo flipo), pido la cuenta, me la da, y estoy tan agradecida de la rapidez, que suelto un alegre: -¡ Mil gracias!. Respuesta del cajero. - Nada, mujer, todo por quien lleva adelante la especie.
Sí, eso, reíros todos... en fin... DAÑOS COLATERALES.

5 comentarios:

  1. Pues la verdad? Yo me he reído, porque hay personas que por decirte algo que te guste la ca…
    Directamente pero bueno la barriguita bajara no te preocupes, como dices son gajes del oficio supongo que estarás poniéndote cremitas que la piel es caprichosa y es mejor que se vaya encogiendo poco a poco.

    Besitos a la peque y disfrútala que crecen muy deprisa.

    ResponderEliminar
  2. Bah, tú no te preocupes, date muchos potingues y haz ejercicios de esos de rehabilitación para embarazadas y meterás la tripa rápido. Besitoooo

    ResponderEliminar
  3. Claro que son daños colaterales, mujer. Lo raro sería que no los tuvieras. Y me conta que te costará un poco volver a recuperarte 100%, pero seguro que se olvida todo en cuanto veas la carita de esa preciosidad.

    En definitiva, cuidate y no le des más importancia de la que tiene.

    Un abrazo, ¡GUAPÍIMA!

    ResponderEliminar
  4. La tripilla se acaba yendo, jejeje, pero aprovecha para que te mimen, tú quéjate ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Erinia;
    Me he entretenido con tu relato.No siempre ocurren las csas como uno quiere porque la memoria nos hace alguna que otra jugarreta. je,je.
    Al sentirno vivos, tenemos la suerte de expresarnos,por esto os deseo feliz año 2010.
    Que paséis estos días con amor y dure mucho.
    Bwesos!!!

    ResponderEliminar

NUECES DICEN