27 ago. 2009

CONTINUA AMARGURA


Alguna vez he dicho lo imposible de tener paz, cuando vive contigo alguien a tratamiento psiquiátrico, tergiversan, inventan conversaciones, mienten, ven cosas que no pasan... y los más cercanos, los que somos los que lo sufrimos y tratamos de razonar con el con verdades somos el enemigo siempre. Y yo... yo soy tan estúpida que no puedo ignorar el tema, o como hizo mi padre, salir huyendo sin mirar atrás. No puedo hacer como hice con otras cosas en la vida, no sé ponerme una coraza y hacerme indiferente. Cuando más feliz tenía que ser, estoy triste y no sé como animarme. Le pedí por favor que estuviera tranquila estos meses, que no armara películas de las suyas, que el estrés no era bueno para el bebé... y no sirvió de nada. He perdido cuenta de los malos tragos, de los desplantes, de las discusiones. No tengo salida. Si estoy con ella malo, si estoy en otro lugar igual o peor, porque ella ya se encarga de ello. Ningún centro te permite tenerla allí siempre, salvo que suponga un peligro para los demás. Y yo me hundo sabiendo que nada va a cambiar. ¿Que haces cuando dices a tu madre que os vais a comer con unos amigos y al volver encuentras la cerradura reventada con unas tijeras?. ¿Que haces cuando tu pareja le coge hasta miedo y te implora que el bebe no esté a solas con ella y tú sabes que tiene razón en temer?. ¿Que haces cuando encima tienes una tía que manipula en la sombra para manejar su dinero?. Esa misma tía, que no "quería cines en su casa", "que la aguantara otro", "que ese ambiente no lo quería para criar a sus hijos". La misma tía, que me apagaba la luz cuando estudiaba y yo ponía 3 velas, la misma que me apagaba el televisor en las narices a los 24, y a las 10 de la noche, la misma que no me permitía ni coger el mando. La misma que no te permitía que ninguna amiga subiera a casa, ni que nadie te llamara por teléfono, la misma que te apagaba el gas, si te duchabas, la misma que te decía que comías el pan robado, y que nunca llegarías a nada... La misma que en las fiestas familiares, si no cabíamos todos en el salón, no te lo decía a viva voz, pero te miraba y ya entendías que estaría bien levantarse y comer en la cocina. La misma que te humilló mil veces en 20 años y te recalcaba mil veces que estabas en su casa. La misma que tanto se hartó de decirme que no servía para nada, que yo me harté de ayudar en casa, y ya los 2 últimos años no movía un dedo, ya que me insultaba, por lo menos que tuviera razón. No movía un dedo y me daba igual si comía o no, ya trabajaba, así que muchas veces ya venía comida. La misma que el sábado si llegaba a las 4.05hs. de la mañana no me dejaba entrar, porque en su casa, "no quería putas". La misma por la que sin pensar un día entregué el millón y medio de pts de reserva al primer piso que vi y me fui. No me pegó ni me morí de hambre... pero algunas situaciones jamás las he olvidado, y algunas ni a Erinio se las he contado, por lo indignas, lo bajas, lo humillantes. Ella, la misma que todavía en mi luna de miel hizo un comentario de muy mal gusto en una tienda, sin contar que detrás había alguien que me conocía y a mi vuelta vino a decirme, que lo que contaban de ella, era poco. Que no era normal tanta mala idea. Que tal vez era envidia. "Envidia ¿de qué", me pregunto yo todavía. Creía que ya pocas cosas podían hacerme mella, tras tantas "rarezas" de mi madre, y tantos momentos de mal trago, por ella... PERO SI QUE HAY... y llevo llorándolo días y días, triste, dolida, harta, cansada, acorralada... HUNDIDA, cuando solo debía sentir PAZ. Las lágrimas se me vienen a los ojos, llena de una amargura contínua que no se me va.
Hace 2 viernes, cuando Erinio llegó del trabajo, decidimos ir a casa de mis suegros a ver los pequeñuelos de mi hombretón: canarios, mandarines, periquitos, rabadillas, tejedores... El caso es que después de verme todo el santo día en casa, mi madre todavía consideró oportuno llamar allí y preguntar si estábamos allí, cuando nos vió salir a ambos. Mi suegra, que sabe lo que hay, dijo que sí, que acabábamos de llegar, que porqué, mi madre dijo que si yo estaba bien, mi suegra contestó que ella me veía bien, que porque no iba a estar bien y no hablaron nada más. Para mi sorpresa padre, llama a los 10 minutos ¡¡mi tía!!... para preguntar lo mismo, como si mi suegra fuera a mentir, y no contenta, ella, de supuesta defensora le suelta a mi suegra que estamos maltratando a su hermana y que si andamos por su dinero!!. Mi suegra se quedó de piedra y dijo que no necesitaba ella el dinero de nadie, que ya para eso tenía su trabajo. Yo me quedé seca, de pie en la puerta cuando oí tal respuesta. Yo, que en estos casi 10 años de hipoteca, JAMÁS pedí un duro a mi madre, ni sé cuando cobra de pensión ni he visto jamás la libreta del banco... y a esta sinverguenza no se le ocurre mejor barbaridad para quedar de superior. Y todavía no entiendo que pudo pasar, porqué tal comentario, porqué pasó tal momento si no había pasado nada anormal, dentro de lo que pasa aquí, y es "normal". ¿Como puedo yo ahora sentar a todos en el bautizo sin que se forme la de Dios?, ¿como puedo invitar a mis primos sin invitarla a ella?, no los dejará venir. No dejo de pensar que mi madre y su condenada cabeza a tenido que arruinarlo todo. Erinio quiere cambiar el num.tlf. de casa de sus padres, yo estoy amargada, y mi madre, reconociendo que nunca le pido un céntimo, aún lo zanja diciendo "que tampoco es para tanto, que tu suegra no es la reina". Por más que le explico que como no se da cuenta de lo que ha hecho su hermana, que a qué vino lo del dinero, que si es esa la preocupación que ella tiene, que si no ve que ella misma se ha definido sola. Pero su hermanita ha dicho que no dijo tal cosa, vamos, y yo estaba apoyada en la puerta y al lado del teléfono, y lo oí todo... y mi palabra al lado de la suya no es nada, ni la de mi marido tampoco, ni la de mis suegros. Solo vale la de ella. Está visto que su hermanita es mejor manipuladora que yo. Más aguda, más venenosa... y yo soy del todo tonta e inútil. Para una vez que soy feliz en la vida, es evidente que como siempre, viene mi madre y lo jode todo. Como en la comunión, la confirmación, el día anterior a la boda, media luna de miel... De repente soy consciente que no puedo recordar un solo día con ella, uno solo, en que yo pueda decir "que bien lo pasamos ese día, cuanto nos reímos", y me siento tan vacía, triste, sola... Nunca me enseñó nada, ni me llevó al coleguio, nunca intentó verme feliz. Siempre me dijo que no valía la pena intentar tener una casa ni un futuro, y desde que me casé todavía se ha vuelto más terrible. Insulta a mi Erinio cuando le viene en gana, desprecia a mi suegra continuamente, cuando ellos nunca han hecho absolutamente nada malo hacia ella, solo fingir que no oyen y sonreír por la paz común. Mi tía se hartó de gritar que no quería ese ambiente para criar a su hija... pero parece que yo estoy obligada a comérmelo con patatas y decir Amén. Tragar y callar, tragar y callar. Y solo el que vive puertas adentro entiende y sabe, y el que vive puertas afuera cree que sabe algo del tema y se permite hasta juzgar. Solo tengo ganas de llorar y todo el tiempo estoy pensando, callada, dando vueltas a lo mismo. Me voy de compras, a tiendas de bebé y me vengo sin nada. Erinio me mira y se le nublan los ojos y me dice que no me amargue, ni discuta, que solo le hace daño al bebé para nada. Me abraza:
- Yo te quiero tantísimo y mis padres y mi abuela, te adoran. Tu madre nunca cambiará, nunca has podido contar con ella ni nunca podrás. Trata de ser feliz con mi familia, que estamos aquí 4 días y no quiero verte triste cada vez que ella forma un teatro de los suyos. No va a cambiar, está en ese chip, que su hermana le comió bien la cabeza y no hay más que esperar. ¿No ves?, tú le dices lo que está mal, y eres la mala, y ella la pobre mártir. Tú misma me dijiste al empezar a salir contigo que no había nada que hacer ni esperar de ella, solo ignorar. ¿Por qué no te lo aplicas y continúas?.
Está visto que el condenado diablo protege a los suyos, y yo... que ni siquiera tengo fe en nada, yo que nunca supe creer, sin madre, padre ni hermanos... yo no soy nadie. Solo un ave llena de pena por dentro, desconsolada, y temiendo que a mi niña le pase algo por no haberme ido a vivir aparte estos 9 meses... cuando pude hacerlo. Mi mente me dice que espabile, por mi peque, pero el alma no levanta. Soy solo eso, un ave llena de pena por dentro.

7 ago. 2009

¿UN FANTASMA?


Hoy, al estar revisando unas fotos de mi boda, para pedir unas copias y una ampliación de una para el salón, se me ha ocurrido pasar una de las fotos a blanco y negro, porque me suelen parecen más románticas, más melancólicas... y me he encontrado esto, encima de la amiga a la que dí el ramo de novia. Me he quedado un poco frita, porque desde luego no es nadie que yo invitara a la boda, asíque la foto me parece muy curiosa... ¿Un fantasma?...

5 ago. 2009

LO QUE SE DICE "VIDA DE PERRO"


Supongo que algunos ya sabréis del caso, yo lo he buscado en youtube y a mí solo se me cae la cara de verguenza ajena al ver la cara de total desolación, la mirada baja, y el total desconcierto del pobre "Raitán", como le han bautizado. Agonizaba en vida en un barrio de Sevilla, encerrado en un cuarto por un tipo alcoholico, cruel y despótico que lo había encerrado en el cuarto, según él, porque antes lo tuvo en la terraza y el animal (seguramente en un intento desesperado de cambiar de vida) se había tirado dos veces a la calle. No puedo imaginar en que condiciones estará su mente, tras ocho años abandonado en un cuarto sin ventilación ni luz, ni ver a nadie, sin pelar, ni lavar, rodeado de sus propias miserias y seguramente comiendo de pascuas en viernes. Es que solo mirar su carita en el video, ya lavadito y pelado y verlo mirando al suelo, se puede ver la tortura psicológica total que ha debido pasar... ¿Alguien puede reconocer su imagen cuando lo encontraron con lo que quedó luego de pelarlo y lavarlo??. Estuvieron a punto de sacrificarlo, porque al verlo de entrada, creyeron que eran tumores y que estaría destrozado por dentro, pero una vez revisado por una veterinaria, pelado y limpio y analizado, vieron que lo que tiene es un dolor psicológico irrecuperable, y una desnutrición y atrofia corporal indescriptible.
http://www.youtube.com/watch?v=4FvFxg37P3w&eurl=http://news.google.es/news%3Fum%3D1%26ned%3Des%26hl%3Des%26q%3Draitan&feature=player_embedded . La cuestión es que para llevarse al perro, tras la denuncia de una vecina a una asociación, tuvieron que ir acompañados de la Guardia Civil y medio amenazar al alcohólico con llevar a Sanidad, porque a pesar de no tener ningún cariño por Raitán, tampoco quería entregarlo. Me acobarda pensar en tanta crueldad que tienen tantas personas (debería decir "proyectos de persona") para con los animales, solo porque no hablan nuestro idioma, o porque no está penado y vigilado como la crueldad contra seres humanos. Pero claro, a día de hoy, que el puñetero ser "humano" hace tales salvajadas a sus propios congéneres, a cada cual más terrible, ruín, baja y miserable que la anterior... ¿que puede esperarse que hagan con aquellos que nisiquiera pueden defenderse.?
Y pensar que en el diccionario pone como una de las definiciones a humanidad, que se dice de aquel que se compadece del dolor ajeno...
Y pensar que yo compro juguetitos hasta para los periquitos...
Y pensar que Erinio y yo, entre perros, gata, pájaros, faisanes y peces casi nos gastamos lo mismo que en llenar nuestra nevera...