28 oct. 2009

KAYLA NO SE DECIDE

He salido de cuentas... pero Kayla no se decide. Tanto repetirme los últimos 2 meses que seguramente se adelantaba... y el caso es que estoy en 40 semanas y 3 días... y nada... Y ahora nos hace tanta ilusión... no paro de mirar su ropita... sus zapatitos...
Ayer la matrona me dijo que el túnel lo ve muy verde todavía, y tengo vez en el hospital para viernes... me imagino, que acabarán por ingresarme y provocar el parto. Mi hombretón me llama 2 veces al día, esperanzado... pero no hay novedad...
Hartita de la espera, acabo de llamar a Kayla por teléfono:

- Peque... ¿cuando te decides, cariño, a venir al mundo?.
- ¿Para qué, mami?... mejor el año que viene, que igual mejora la crisis.

En fin...

5 oct. 2009

PUDO CONVERTIRSE EN PLAGIO

Ayer domingo, leyendo el periódico ante mi trozo de pastel de manzana y un descafeinado con leche de soja, me he llevado una sorpresa... que me ha dejado chafada, más que fastidiada.
Resulta que llevo un tiempo escribiendo una novela y ayer, leo en el periódico que un escritor noruego acaba de publicar otra novela, y me quedo de piedra al leer que el título es EXACTAMENTE, el que elegí para la mía, y ENCIMA, aunque el argumento es distinto, ambos giran EXACTAMENTE alrededor de los DOS MISMOS SENTIMIENTOS. Vamos, que si no llego a leer el periódico, y la publico, como tenía previsto hacia enero (pensaba hacerlo este verano, pero con el tema del embarazo y los dedos... me he ido retrasando, y la verdad, tampoco es algo que me tomara con prisas), igual me tildaban de plagio.
La verdad es que me está bien empleado... si me hubiera aplicado más... ahora me veo en la obligación de cambiar el título y reformar varios pasajes y sobre todo, lo que es la introducción donde se deja caer el porqué del título, ya que se parecen también... vamos, para mear y no echar gota. ¡¡ QUE MAAAAAAAAAAAAAAAAL !.
Bueno, el caso es que hace unos meses empecé otro libro, pero sobre un tema muy distinto, y con muchos tintes autobiográficos... algo así como una manera de alivio, o que pueda servir a otras personas en el mismo fregado... y creo que voy a centrarme en esa. Poquito a poco, según los dedos me dejen... igual que aquí en el blog, escribir muy despacio y más bien, dedo a dedo, en vez de en una mecanografía normal... El caso es que el otro me hacía más ilusión, esta otra es más difícil, levanta ampollas y abre cicatrices que parecían cerradas...
En fin, paciencia. ¿¿ Veis como leer el periódico tiene siempre utilidades aparte de saber las desgracias del mundo ??. Yo toda dispuesta con mi primera novelilla... y pudo convertirse en plagio.