25 oct. 2012

DOS INTENTOS, DOS PERDIDAS... DESILUSION

Tras dos intentos y dos pérdidas... queda desilusión, seguimos sin tomar precauciones, pero ya lo que hay es decepción. La segunda vez, fue algo espontáneo, mi madre vino, hizo su espectáculo ante la puerta, los vecinos mirando alucinados, los desconocidos más aún... un ataque de ansiedad, algo más de 48hs... un sangrado, un ingreso en urgencias, a casa, otro ingreso... y lo perdí. Estaba de casi dos meses.
Ahora... ya no hablamos de ello, hemos preparado la habitación, para un niño solo, porque ya no contamos con ello. Suena fatal decir que nos hemos decepcionado tan pronto, sabiendo que hay mujeres que tienen 4 abortos y luego todo sale muy bien... pero es así. Yo tuve un primer embarazo donde todo fue como la seda  , pero pronto cumpliré los 38, y ya me veo en los 40 con mi pequeña sin hermanos, y tampoco tendrá nunca tíos ni primos, así que, me hace sentir triste.
En fin... he perdido mucho las ganas de escribir en el último año (casi no se nota, ¿verdad?), jajaj. 
Mi pequeña ha empezado en el colegio y le gusta, ¡¡muchísimo!!. Llevo meses buscando un trabajo pero como a millones de españoles... no me llega esa suerte. A mi marido le han bajado el sueldo y tenemos que apañarnos como podemos. Menos mal que en casa nunca falta lo de la huerta: patatas, pimientos, zahahorias, y las gallinas no dejan de poner huevos.

Por lo demás, mi ordenador recibió un tremendo puñetazo de mi pequeña en una rabieta y ya no ha vuelto a funcionar bien. Tan pronto enciende, como no enciende, así que no puedo contar con él todos los días. Así, me he desenganchado un poco del mono de facebook  ¡¡aquello era exagerado !!. Los primeros días lo pasé fatal, y eso que cuando abrí la cuenta me tiré casi un año sin usarla...

Amigos, siento que mi constancia ya no sea como la de antes, pero no olvido los buenos momentos vividos, las sonrisas, y también el consuelo que encontré muchas veces. Tal vez deba esforzarme un poco y volver, PROMETO INTENTARLO. UN FUERTE ABRAZO. Estoy falta de uno yo hoy... y mi marido está muy lejos.