11 mar. 2009

GENTUZA...

Despues de 3 días literalmente de la cama al sofá y al revés, y a base de una dieta flojísima en calorías, resucito muy a rastras y aquí vuelvo. Me hice traer el jengibre del herbolario, pero no noto mucha mejoría. Me he aburrido de las manzanas y ahora me he pasado a las ciruelas, porque tardo siglos en hacerle una visita a Roca y a Scotexx. Día y pico. Así es que estoy hinchada como un globo.
Esta mañana me levanté decidida a ver lo de la mandíbula (el dolor de cuello y cabeza es bestial). Finalmente, tras comprobar que mi dentista habitual no sabía mucho del tema, me fui a un dentista que ayer encontré a varios kilómetros y que lleva el tema de disfunciones de articulación en mandíbula. Al entrar por la puerta, por el acento distingo que es argentino y de inmediato tras su pálida cara, veo el certificado de Río de la Plata. "Bueno, ¿y qué?", me digo, "no pasa nada". La clínica, muy limpia y la sala de espera cómoda. De repente caigo que soy la única, a las 11 de la mañana "raro, raro, raro". Pero bueno, me digo que sérá un casual. Me abre una ficha, con teléfono, domicilio, alergias y demás...y tras casi una hora de DEMOLEDORA cháchara explicativa sobre el tema de la A.T.M. mientras me ojea la dentadura y tira de la boca de aquí para allí para ver encías y atrás, y un leve paseo con una pieza en curva para indicarme que tengo mal un empaste... caigo en la cuenta, que en sus blancas manos, ¡¡ que no lleva guantes !!. Se me revolvió el estómago, y esta vez no tuvo nada que ver con mis efectos secundarios. Miré el reloj, y le dije nerviosa que tenía otra cita y que me presupuestara por la placa de descarga, esa, para dormir. Me suelta que alrededor de 220 euros.
- Bien, me lo planteo con mi marido y le llamo la próxima semana.
¡¡Arrivederchi!, ¡¡vade-retro!!, la próxima semana lo va a llamar su santa madre, y su señora tía. Salí directa por una tónica y alguno que me vió enjuagando con ánsia la boca en la barra, debió flipar en colores, y todavía ahora me siento asqueada... y algo alterada, la verdad. No noté en ningún momento que me hiciera daño con el instrumental... pero es que un tío que te toca encías y dientes y labios por dentro sin guantes, a saber "cada cuanto" desinfecta el instrumental. ¡¡ Gentuza !!. Y sin embargo todo parecía impoluto. ¡Dios, que asco!. Lo peor es que igual la próxima vez que me toque un argentino, sin culpa, lo miro con lupa. ¡Dios, que asco !!.
Cuando horas después llamó sr.Erinio y se lo comenté se puso como una fiera, y me dijo que lo había que denunciar de inmediato en el coleguio, que eso es indignante. Quedamos de hablarlo por la noche. A punto de colgar me da una noticia: Que la mujer de uno de sus compañeros de trabajo, fue a decirle al jefe que acababa de descubrir que estaba embarazada de 2 meses, con toda su buena fe. Resultado: Al día siguiente a las 8 de la mañana encontró la carta de despido sobre su mesa. Al poco vino uno de sus jefes con la nómina y el dinero del mes. Ella recogió el dinero del mes y la nómina pero se negó a firmar nada más. Ahora los ha denunciado en un abogado. No me he sorprendido la historia, es la misma mierda de siempre. Si a mí me tienen preguntado en las entrevistas si pensaba tener hijos, cuanto más si te quedas embarazada dentro de la empresa. Y encima, llevaba ahí 2 años. ¡Gentuza!. Si es que ser mujer trabajadora en este país, da asco. ¿Que pasa?, ¿que las mujeres de esos jefes no han tenido hijos?,¿que una mujer no puede tener hijos y trabajar fuera de los cacharros y la ropa de casa?. Repito, ¡ que gentuza !.
Por otro lado me ha entrado envidia, porque se ve que con sus dos meses, no ha tenido náuseas ni malestares ni nada... Que p.suerteeeeeeeeeeeee. Erinio, que sabe que lo nuestro es secreto hasta el 20 de abril, ha tenido que morderse la lengua para no soltar ¡que casualidad, la mía de 7 semanas!. En fin, como nosotros ya lo hemos hablado, pues le explicó que cuando su mujer dé a luz, que pida los 2500 euros y luego ya ayuda familiar esta de 400euros. Estarán unos meses mal, ya que ella solo tiene 4 meses de paro (esa es otra, solo la declararon a media jornada), pero luego ya irán tirando.
Yo por mi parte, han pasado los 180 días y te lo reducen, asíque mi paro es justito para la hipoteca y el coche, menos mal que comemos y demás con el sueldo de Erinio. Esta tarde debería salir a pasear un poco, que es bueno, pero no me apetece nada, y la piscina me han dicho que le están llorando demasiado y el agua está demasiado fría. Pues la llevo clara.

5 comentarios:

  1. Tranquila con los efecos secundarios, ya verás como pasan antes de que lo esperes.

    Asquerosamente indigante lo del dentista. Casi es mejor no pensar en lo que puede haber hecho y lo que no... Haces bien en no volver.

    ¿Qué decir sobre el despido? Pues que ha hecho genial en denunciarles. Ojalá consiga algo aunque dudo mucho que les den los ojos del jefazo en bandeja,que es lo que se merecen esos HdP.

    Por cierto, hoy leí en la prensa que el despido sera nulo si la mujer esté embarazada aun cuando la empresa no sepa que lo estaba. Es penoso que tengamos que andar con esas, pero siguen siendo necesarias.

    Pues nada, moza, trata de animarte ¡Y sal a pasear, mujer!

    ResponderEliminar
  2. Increible lo del despido, a mí me indigna también. Cuándo se va a poder compaginar en este país trabajo y maternidad? No hay ni una pizca de humanidad.

    Chica tranquila, llévalo lo mejo que puedas, suerte la tuya que tienes barriguita.

    En cuanto al dentista...puaj! ;-)

    ResponderEliminar
  3. Poco puedo comentarte sobre las molestias del embarazo. Del dentista, sin embargo, tengo más experiencia. Cuando era joven, uno me extrajo la una muela sana y me dejó la picada. ¡Qué desastre!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Arg!!
    Q asco d gente!!
    Lo d las denuncias me da entre miedo (por si la pierdes) y pereza, pero entiendo q hay veces q es la unica solucion!

    Espero q todo esté bien...

    ResponderEliminar
  5. Cuidate preciosa... que ese niño no pase hambre... y la mami tampoco.
    Besos

    ResponderEliminar

NUECES DICEN