6 may. 2009

CON LA CRISIS... NEGREROS.

Esta mañana leía en la Publicación trimestral TRANSPORTE A FONDO del APETAMCOR (Asoc.Empresarial de Transporte de Mercadorías por Estrada de Galicia) que a causa de la profunda crisis que vivimos, muchas de las empresas del sector que hasta hace poco eran solventes están en serias dificultades (nada nuevo), que el 50% de la flota está parada (tampoco es novedad), que los bancos se han quedado con el dinero que el gobierno había cedido para ayudar a las pymes (¿qué esperar de un banco?), que la situación es cada vez peor, que cada vez hay más morosidad ... Que por ello se negociarán con distintos Ministerios una especie de ayudas para paliar, por ej.:

-Multas, para los que trabajen por debajo de costes.

-Prohibir los pagos a más de 30 días.

-Suspender las tributaciones de transporte a aquellos vehiculos que estén parados sin trabajo y la no necesidad de tener un seguro durante ese periodo.

-Refinanciación de los leasing y demás créditos para la compra de vehiculos, obligando a los bancos a ampliar plazos...

También decían que ante tal perspectiva, los transportistas se centran sobre todo en mantener el negocio a toda costa *, por precario que sea, para subsistir en vez de desaparecer.

De lo que creo que no sabían cuando usaron la expresion (*) es de las empresas que aprovechan el tema de la crisis para exprimir a sus empleados como si fueran pomelos, y que en meses han creado un ambiente irrespirable a base de infundir el miedo al cierre, pensé nada parecían saber de los que han aprovechado para llorar que la empresa no da, y aumentar las horas laborales, y atosigar a la gente que va al volante con aquello de “Hay que atizarle más y aún da tiempo a otro viaje”, aunque esto sea a las 8 de la tarde. De una empresa que conozco bien, y encima trato bastante con dos de los empleados, he oído desde enero en boca de estos empleados ... lo vil y rastrero que puede volverse uno con el dinero. He oído de como tirarse 15 horas en el trabajo por 1300 €, de los cuales has de comer, ya que no hay dietas, por tanto a final de mes, te quedan unos 1000€. Lo que la revista no alcanza a ver es de como insultan al empleado por apearse del camión y comprar una botella de agua, de como les sugieren sutilmente, que “si hoy te pasas sin comer, tampoco te mueres y da tiempo”. Y lo fácil que les sale el insulto y el humillar. Vale que no les hayan pagado los 400 € de Zapatero, ni el aumento anual, ni las vacaciones que JAMAS disfrutaron en años... pero lo que me parece una burla en toda regla es que encima dejen caer que: “Esto no da, igual hay que bajar 100 € a cada uno para aguantar el tirón “, ¡vamos!, puro puteo, y repito la expresión a quien quiera. Han despedido 3 y los que quedan están currando doble, sin hs.extra ni un miserable “Gracias”, y encima oyendo sandeces del tipo: “Mecaguen ¡como es que no diste más brasa al camión?, ¿que c... hacías?”, tacos de por medio, y a todo esto, los viajes de punta a punta de Galicia, desde Tuy a Coruña, muchas veces, en el día (¿creerán que el camión es un concord o que la carretera es solo para uno?) e insisten en hacer que el empleado se sienta un don nadie y lo ningunean. Y para indignarse uno ya del todo, que cuenten las horas trabajadas por disco, pero no que cuando cierras el disco, has de irte a tu casa, por tanto, no es cierto que hayas dormido x horas, sino 1 hora menos, y sabiendo que sales a las 7hs.con el camión y llegas a las 21hs.a la base muchas veces, que te digan que vaya mierda de día has hecho, ¡¡ QUE TODAVÍA LES PARECE POCO !!. O que te digan que ya descansaste 3 horas en Orense cuando la pala estaba estropeada, aunque a costa de esto llegues a casa a las 10.30 de la noche, y te exigen que salgas de nuevo a las 7 de la mañana. ¿Habrase visto tal sinverguencería?... igual tienen ellos la culpa de que al cliente se le rompiera la pala. Cualquier día alguno se duerme al volante... y...

Para mi cabreo estos saben que ahora no hay donde ir, y a cuenta que la mayoría de la gente tiene algún crédito por pagar, son tan RASTREROS, tan BAJOS, que aunque no están realmente mal como otros (no tienen ni un leasing por pagar) sí que han perdido bastantes beneficios por cierres de clientes, así que aprovechan y se unen a los lamentos a sacar tajada y viendo que tienen que prescindir de uno más, prefieren ir pinchando y pinchando al personal para que alguno reviente y se largue y así ahorrarse una liquidación. No importa que el empleado haya estado ahí a pié de cañón todo este tiempo, ni que haya hecho concesiones para ir apañándose todos en estos tiempos... lo que importa a la hora de la verdad es siempre el cochino papel timbrado y la dignidad de la gente se la pasan por donde la espalda pierde el nombre. Como NEGREROS, como EN ETIOPÍA en los peores tiempos... Seré yo muy idealista, pero no concibo encontrarme con un amigo un domingo al mediodía, y que en vez de concentrarse en el pinchito de tortilla que le ofrezco en el salón de mi casa y en echarnos unas risas, como ha sido siempre a lo largo de los años, que esté distante y que al preguntarle si se encuentra bien, me diga, como este domingo, que: “Joder, ya mañana es lunes y tengo que volver al curro”, y que se le vea AMARGADO a sus 30 años.

Alguien debería pegar en el portal de esta gentuza que LA ESCLAVITUD SE ABOLIÓ EN LOS AÑOS 1800. Que todo en esta vida llega, y uno debe tratar de tener un punto medio en cada circunstancia... Que ellos se van a morir igual que todos, y que San Pedro, no es sobornable.  

4 comentarios:

  1. jop!!!!!!!!que te has despachado con todo chica...pero tienes razon amuchos habria que pegarles en la frente un cartel de que se abolio la esclavituda hace bastante tiempo esos desgraciados negreros de mierda...yi tb voy a despacharme como en mi blog....y gracias por tu comentario que me hizo recagar de risa...si lo voy a decir como vos! hay que meterles una patada en el culo y no eres la unica que lo dice...
    besines y gracias por el premio!!!!
    sauvignona!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, la cosa está jodida para los trabajadores, y encima los de siempre queriendo abaratar los despidos.
    No se dan cuenta de que, si la mano de obra fuera más realmente cara que la maquinaria, el tren sería el medio de transporte más rentable (cosa que, evidentemente, no es). Lo que pasa es que es más fácil cancelar el contrato con el empleado (o bajarle el sueldo como dices —en la empresa en que trabaja mi hermano se lo hicieron a los temporales) que cancelar los plazos con el banco.

    P.S. Te sigo ocultamente. Si crees que ya no tienes que escapar de ningún visitante indeseado, cambiaré la opción para seguirte visiblemente.

    ResponderEliminar
  3. Lo peor es que esto ni es ni mucho una excepción.

    Todos sabemos que la crisis es una putada, pero hay muchísima gente a la que le ha venido de perlas, no sólo para despedir trabajadores, sino para ahorrarse costes y cargarse los derechos del trabajador de un plumazo.

    Y no sólo hace falta tener perdidas, sino que vale con tener menos beneficios que el año anterior (pero beneficios al fin y al cabo), para hacer lo que les plazca.

    Esto es una mierda.

    Por otro lado, no sé a qué esperamos para hacernos oís. Por mucha crisis que haya, hemos caído en una espiral en que la pasividad y el conformismo nos hacen cada vez más daño.

    ResponderEliminar
  4. Es muy lamentable la situación que estamos viviendo e imprevisible el tiempo que vamos a estar aguantando este chaparrón.
    ¿Cómo puede haber tanto engaño manifiesto y tantos seguidores a este engaño? ¿Dónde está la verdad?
    Te felicito por tu exposición del problema. Me
    uno a esos sentimientos.Pienso que muchos sentiran lo mismo.
    Conserva a tus amigos y sed feliz.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar

NUECES DICEN