19 may. 2009

... Y ERAN TUMBAS.

Esta mañana aproveché mi salida al banco, (la hipoteca se impone a las ganas) para darme un paseo a la vuelta. Acerqué el coche a la iglesia y me entretuve paseando por los alrededores ignorando los caretos de la gente (que parece que cometes un delito por pasear). Como normalmente paseo por la zona de las lagunas, http://eriniacomounanuez.blogspot.com/2008/11/zona-zepa-en-las-rias-bajas.html como comentaba en otro post, no sabía muy bien hacia donde ir, y dado que nunca se me ocurrió pasar de la iglesia hacia atrás y seguir el camino... pues fue lo que hice. Seguí hacia atrás por el camino, despacio, porque hay un poco de cuesta, sobre unos 15 min., luego volví de nuevo hacia la iglesia, cogiendo algunas flores (me pirran los jarros de agua con flores silvestres). Es curioso en lo que una se fija cuando le sobra tiempo: al llegar ya al borde de lo que es el recinto de la parte de atrás de la iglesia, mientras caminaba sin prisas y mirando a todos lados, como si esperara a alguien, vi por primera vez en mi vida, como unas escaleras picadas en piedra bajo algunas hierbas y musgo, totalmente abandonadas. Me quedé un rato mirando, sorprendida, ya que nadie me comentó jamás nada y era evidente que son muy muy antiguas, por lo que supuse que serían del inicio de la iglesia, en el siglo XVII. Todavía estuve un ratito observando y tomé una foto con el móvil. Luego en la puerta principal, me fijé en la fuente y en que tiene en la parte superior dos llaves cruzadas que imagino que simbolizan las llaves de S.Pedro en el cielo, pues es el patrón de la parroquia. Sin embargo, al llegar a casa, aún con el tema en mente, envié por MMS la fotografía de las escaleras a varios amigos, nacidos aquí en el pueblo (yo no nací aquí), preguntándoles si sabían de cuando eran, que yo nunca había oído de ellas. Para dar idea de lo poco que se valoran en algunos ayuntamientos esto del patrimonio, SOLO UNO supo contestar y me dejó boquiabierta ante mi plato de calabacín al queso, sentada a la mesa:
"Nena, es una necrópolis de la Alta Edad Media, tumbas medievales, que por cierto, la antigua asociación de vecinos quería arrasarlas para anchear la carretera, igual querían subir con algún trailer. Mi padre armó un Cristo y no se tocaron. Por algún lado, bajo las hierbas hubo una placa que ponía que eran medievales, pero igual ya ni está allí".

Es decir, que lo primero que mi hombretón y yo vamos a ver, cuando nos vamos de viaje, puente, excursión... los monasterios, castillos, cuevas, castros, monolitos... es lo que aquí no interesa para nada. Nuestro ayuntamiento fomenta el turismo, pero debe pensar que lo que vale es únicamente, playas, hoteles y comercios. Ni está señalizado, ni cuidado, ni sale en las guías de turismo... No lo entiendo.

8 comentarios:

  1. Hay rincones escondidos que solo un ojo atento puede ver. Me encantó el paseíto ;)

    besos..

    ResponderEliminar
  2. Si, es cierto... la gente solo piensa en las playas y en los chiringos.. y hay tantas cosas que cuidar, que ver... que dejar que se queden en su sitio para siempre...
    Muy bonito post.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. En estos casos, lo que falla es el factor"interés",si este factor se mueve, llega el otro factor,que son los medios,y después por su peso llega el turismo,que todos sabemos la importancia que tiene en cualquier pais.
    Que el camino salga a tu encuentro.
    Saludos,un bloguero amigo.

    ResponderEliminar
  4. Me había olvidado: me encantó el comentario que dejaste en mi entrada: eso de.. suplir la ausencia con otras noches..

    qué bello ;)

    un abrazo..

    ResponderEliminar
  5. Si nos despojamos de las prisas, descubrímos un nuevo mundo a nuestros pies. Gracias por tu visita a mi blog y por tus comentarios. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Muchas veces cuidamos más lo ajeno que lo nuestro. Es como cuando vas de visita a una ciudad, ves todo lo que se pueda ver, iglesias, restos, edificios, monumentos...¿y qué has visto en tu ciudad? Yo de Madrid seguro que ni la mitad que los visitantes.

    Bsos.

    ResponderEliminar
  7. Es tristísimo lo poco que quieren y cuidan algunos ayuntamientos tanto su histpria como su patrimonio cultural. Hala, al económico no veas como lo quieren...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Mamen, la verdad es que no lo había visto así, pero tienes razón.

    ERINIA

    ResponderEliminar

NUECES DICEN