24 jun. 2009

Si la conciencia se niega.

El lunes supe por boca de una amiga, que se divorcia. Su marido le ha sido infiel y vi en ella un odio abismal que parece reafirmar ese dicho de que el odio entre una pareja es proporcional a lo que se han querido antes de ir todo mal. Yo en verdad creo que depende del alma de cada persona, todos somos distintos. Yo sufrí muchísimo con mi ex, y sin embargo, cuando en una circunstancia, un año después, pude hacerle muchísimo daño, sencillamente no lo hice. Seguí creyendo que como persona deja mucho que desear, pero no lo hice. Me callé y seguí. La cuestión es que realmente no es amiga mía, es más bien una conocida que tal vez porque no encontró a nadie más a mano, o porque yo tenía tiempo, o porque tenía que ser así, me fue involucrando en nuestros encuentros casuales en la pastelería del pueblo, contándome su dolor, hasta finalmente decirme el lunes que se divorciaba... y que planeaba llevarse a sus hijos a un país sin tratados con España ya que sus padres (gente con posibles), están dispuestos a darle cierta cantidad para que vuelva a empezar, aún sabiendo que tendrán que viajar para verlos (lo cual tampoco entiendo). Al instante le dije que no me parece bien y por unos instantes fui su enemiga. Me contó que en la última discusión, tras unas palabras muy fuertes suyas (no las transcribo), él le dió una bofetada. Sin moratones, sin sangre, pero una bofetada al fin y al cabo. Fue la primera y última y no sé si esto es para decir que es un maltratador o que fue un arrebato de impotencia o de rabia, pero desde luego creo que yo tampoco me sentiría tranquila con él a solas.
Y aún así... sigo pensando que huír con los hijos, que son de los dos, no es la manera, porque no creo que tenga derecho a apartarlos de su padre (y he visto que le adoran). Sé que cuando hay un divorcio se dicen y se hacen cosas que uno nunca pensó... pero la conciencia se me niega a callar y no sé que hacer. Su amistad no es algo que vaya a preocuparme, pero sí el meterme en semejante fregado. Pero es que todos necesitamos a nuestros dos padres, salvo en casos extremos en que ves que realmente estás mejor sin alguno de ellos, y creo que esos críos, a lo largo de los años necesitarán, añorarán, querrán saber de su padre, por muchas pestes que ella les cuente. Además ¿que hay de los abuelos paternos?, ¿que culpa tienen?. Algún día esos críos querrán retomar el contacto... y reprocharán lo que se les hizo, aunque no les faltara nada material. No importa que ellos dos se detesten ahora, los hijos deben ser terreno neutral, no escopeta cargada para hacerse el mayor daño posible.
Mi madre hizo conmigo lo mismo... y 28 años después, no se lo perdonado.

15 comentarios:

  1. Creo que tienes razón... los niños no son una maleta que se pueda traer y llevar al antojo.. pese a ser sus hijos no son "su propiedad".. antes de nada son personas, y tienen derecho a tener tanto a la madre como al padre (siempre que los tengan claro).. da igual si este tiene la bragueta floja, es su padre y la familia de este es su famlia tambien, sus abuelos, tíos, primos etc.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Es mejor cualquier otra salida antes que la huida. Un buen argumento para convencer a tu "amiga" es que si sale huyendo acabará siendo considerada culpable, y puede tener problemas si ella, o los niños, vuelven a pisar España, o si cambia la situación legal (podría establecerse un tratado aunque ahora no lo haya)

    ResponderEliminar
  3. Jose, me gusta tu idea. Mañana por la mañana, que SEGURO que me la cruzo en el mismo sitio, ya se lo expongo así.
    ERINIA

    ResponderEliminar
  4. Ufff, los divorcios son muy delicados... yo estuve trabajando un tiempo con parejas en trámites de divorcio y se te quitan las ganas de buscar pareja, al final las mayores víctimas son los hijos que sufren doblemente, por ver que sus padres ya no se quieren y porque casi siempre acaban manipulados.
    Y qué decir de lo difícil que resulta conservar una pareja, casi casi misión imposible: cuando menos lo esperas, los planes se desmoronan.
    Ya me gustaría a mí saber cuál es el secreto de esas parejas que llevan años y años junts y parecen quererse como el primer día... ¡qué afortunados!

    ResponderEliminar
  5. Edel, eso tendría que preguntárselo a mis suegros, que llevan 30 y pico años juntos. Quizá el secreto sea verse poco, los primeros años ella estaba en tierra y se veían 2 meses al año, porque el navegaba por todo el mundo.

    ResponderEliminar
  6. Si dos personas se han unido con la pasión, al separarse le echarán la misma pasión. Lo que más quieres más odias. Es una cuestión de darlo todo, para bien o para mal, pero también hay formas de aceptar lo que te toca y rehacerte.

    Tú lo sabes.

    Un beso. Tu relato ha sido doloroso.

    ResponderEliminar
  7. Edu, gracias por pasarte por mi humilde sitio y es verdad que cuando amas das todo "para bien o para mal". Todavía no sé que hacer...
    Por cierto, lo lamento mucho si el relato te trae algún mal recuerdo.

    ResponderEliminar
  8. Erinia, cada uno habla de la feria, según como le va en ella. Me faltan datos para opinar con una cierta propiedad. Pero lo que explicas de él, no me gusta en absoluto. Alguien que le falta al respeto a la madre de sus hijas poniéndola en la situación que explicas, podría por lo menos entender que ésta en un momento de ofuscación le diga las verdades del barquero y si todos sus recursos son darle una hostia... mal vamos... No me gustaría un padre así para mis hijos. Y a tí, tampoco.
    En cuanto a ella y su decisión de desaparecer... creo que una cosa es decirlo, incluso desearlo! y otra muy distinta es ponerlo en práctica. ¡Que difícil es eso!
    En todo caso, si él no quiere separarse de sus hijas, nada le impedirá verlas. Es muy cómodo decir se las llevó y las puso en contra mía. Me parece la disculpa más fácil y como siempre la mala es la madre... Que habrá de todo, seguro! pero si tienes ocasión de aconsejarla, no te la enfrentes, intenta hacerla reflexionar sobre que es lo que más le conviene a ella y a sus hijos. Prescindiendo del padre, que por lo que explicas pasa bastante de todos ellos.
    Para muchos es tan sólo una cuestión de poder, no de amor, porque que no la quiere es evidente... y a sus hij@s demuestra quererlos también poco al maltratar a su madre poniendole los cuernos y agrediéndola. No hay nada que justifique eso Erinia.
    Seguro que sabrás encontrar la manera de ayudarla. Ya lo verás.
    Ánimo y un beso.

    ResponderEliminar
  9. CRISTAL, sin duda podría haber pegado con la rabia pues un puñetazo a la pared, ya te digo, que yo tampoco me sentiría segura, pero ella misma reconoce que no ha sido mal padre, ni las ha tocado jamás... y sigo viendo cruel lo que quiere hacer. Lo de los cuernos no tiene nada que ver con respetar a los hijos, son cosas que ocurren y a la única que falta es a su mujer, pues pudo decirle que ya no estaba a gusto y pedir una separación temporal, al menos. Yo tengo la sospecha de que en los míos pasó algo así, y aún así, hubiera querido tener una vida "paterno-filial". No estoy de acuerdo con separarlos y punto. Eso es despecho egoísta, no justo. ERINIA

    ResponderEliminar
  10. Y CRISTAL, ella no dijo que se iba a otro país, sino a uno sin extradicción, porque no piensa dejar que las vea jamás "por cerdo". Y eso, creo que no es.
    ERINIA

    ResponderEliminar
  11. Se dicen muchas cosas cuando uno está ofuscado por el despecho. Y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra... Y lo dice una que lleva más de 30 años con el Sr. Cristal y de p.m.. Pero lo he visto a mi alrededor ¡tantas veces!. Mira, no descartes siquiera que hagan las paces después de todo el show.
    Esa idea de irse a un país sin extradición es irreal y un poco infantil, lo que me da que pensar que no es fruto de una decisión meditada y mucho menos equilibrada. Le está jugando un pulso, porque está dolida y quiere hacerle daño y sabe que uno u otro se lo dirá. No le hagais el juego.
    En las separaciones, desgraciadamente, a much@s les puede el veneno y siempre terminan por pagar los mismos. Pero lo que de él me llega no es precisamente que sea un santo. Un individuo que agrede a alguien en inferioridad de condiciones (una mujer que es la madre de sus hijos) es un cobarde de mierda, aquí y en Pekín Erinia. Aunque sea una vez. Y si lo ha hecho una vez ¿quién te asegura que no lo volverá hacer? y si le ha pegado a su mujer quien te asegura que no lo hará a sus hijos también?.
    Ella, hace mal de envenenarse y de ir dejando bravatas por ahí, que seguramente no irán a ningún sitio... pero entiendo que no confie en él que la ha traicionado y encima agredido.
    No tenía, ni tengo, intención de resultar polémica preciosa, de verdad, pero es que lo veo así.
    Bueno, tu cuídate mucho y si lo crees oportuno, repito, hazla reflexionar y razonar, si es que eso es posible... porque por lo que explicas está fuera de la realidad y eso no es bueno ni para ella ni para sus hijos. Por más razón que tenga...
    Besos para los tres.

    ResponderEliminar
  12. Tema muy àrduo.Al tratarse de dos personas y otras que son de ambos,el tema se complica.No existe ningun caso igual: todos son distintos Llevamos dentro nuestro orgullo, nuestro amor propio,y ninguno está dispuesto a ceder.
    Es una gran pena los hijos; primero porque son pequeños, y después porque son mayores.Los padres,los hijos, los abuelos,toda la vida viviendo con la actualidad del mal recuerdo.
    Erinia no sé que consejo ofrecerte.
    Saludos !!

    ResponderEliminar
  13. Pues puede ser, Cristal, yo solo sé que en mi caso, sospechandolo, aún así, lamento no haberlo conocido. Puede que él no se esforzara al hacerme yo mayor, al estar justamente en el extremo opuesto del globo terráqueo. Pero fue ella la que se me llevó, y no me ha gustado, francamente.Un besote.
    ERINIA

    ResponderEliminar
  14. la vida es una aventura INFINITA xD

    ResponderEliminar
  15. En casos así el minúsuculo pasito ue supuestamente separa al amor del odio se hace más evidente que nunca.

    Pero por mucho daño que te haya hecho una de las personas que más querías en este mundo no creo que se tenga derecho a hacerle daño a la personita que más te quiere a ti.

    Salvo en casos muy extremos, jamás me entrará en la cabeza como hay gente que le puede negar a un hijo el derecho de tener un padre, por muy mal que este se haya potado con su pareja.

    ResponderEliminar

NUECES DICEN