10 jun. 2009

El HOSPITAL, una coña.

Hola guapoooooos/as... ¿que tal de fin de?... No sé donde todos vosotros, pero aquí de playa, NADA, NADA. Vaya caca de tiempito que hemos pillado.
Ayer me fui a revisión al hospital, y resultó toda una coña de odisea. Tenía la eco a las 11.00 y la consulta a las 12.00. El caso es que para la eco entramos bastante bien. Fue llegar y al poco ya entramos. Pero para la consulta... un total cachondeo. Resulta que habían dado abajo por error, la cita para las diez en punto a 7 personas distintas (yo no me explico como) y CLARO, se empezó a formar un atasco bestial, las enfermeras de una mala uva que ríete tú, mientras te repetían que no era culpa suya ni de los médicos, algunos empezaron a protestar en voz alta... bueno, para mear y no echar gota. A la hora que me tocaba a mí la consulta, había 13 personas delante, y lo que nos dijo la enfermera en la sala de espera a varias parejas:
- ¿Porqué no se van a tomar un café tranquilamente?. O dense un paseo, porque esto va para largo.
Y a todo esto, lloviendo fuera a cántaros. Y como mi Erinio iba a ir luego a donar sangre (es 0+ y le gusta ir cuando puede), había desayunado solo líquido y aguantaba el tipo. A la una de la tarde, ya no aguantaba y le dije que se fuera a donar el solo, que no pasaba nada. Se va a donar, y encuentra un cartel que indica que solo cogen la sangre por la tarde, así que se viene de vuelta, pasando por la máquina y cargando chocolatinas y un zumo y me dice que ya irá a última de la tarde. Finalmente, ya me dolía el culo, y nos hicieron entrar a las 2 pasadas. Y luego que fuera a pedir cita para la próxima consulta en julio. Y, ¡que coña! ya no había papel en la maquina para coger número y dejaban de dar citas a las tres. Delante unas 50 personas, a aquellas horas... y de las 4 ventanillas, cierran dos, Nos pusimos en fila india, con los dedos cruzados. Cuando nos tocó, eran casi las 3 (muchos con número se fueron antes de su turno, hartos, lo que nos dió suerte). A los que quedaban fuera por minutos, les dijeron que por la tarde fueran a otro centro, que les daban allí la cita igualmente para el hospital, la gente se enfadó, ... más follón, protestas...
En fin, luego ya comimos allí (a 25 kms. de casa), y por la tarde nos fuimos a Prenatal, a curiosear cunas y sillas y a una zapatería donde me cogí unos zapatos sin tacón, porque ya me molestan los de siempre. A última hora él fue a donar, tomamos un zumito de naranja, natural y nos vinimos a casa.
Y a todo esto, ¿lo mejor del día?, la eco. Le dice mi hombretón al médico, por preguntar: ¿Bueno, y qué es?. Y suelta el médico: Hombre, por aquí no veo colgar nada, es una niñita. A mí se me debió notar en la cara porque me preguntó si estaba sorprendida. Dijimos que no, que no, que genial y nos callamos mientras nos decía que veía todo bien. Así que estoy esperando la próxima consulta con la gine privada. No le voy a contar nada, y veamos si me dice que ahora se ve bien y es una niña... JAJAJA.... yo ya no me fío nada, así que ya no me hago ilusiones, y ya me he estado fijando en los conjuntos de cuna verdes y amarillos y naranjas pastel... así nos evitamos problemas... JA,JA,JA.

7 comentarios:

  1. Jajajaja Pues mira, aún hay lugar para la esperanza ¿no? Ojalá sea una nena de verdad, que se nota que teneis muchas ganas. A ver que os dice la privada.

    Por lo demás ¡menudo día tan ajetreado! Ir al médico a veces se convierte en toda una aventura de la que no se sabe como vas a salir.

    Eso sí, tanto el Erinio como tú habéis demostrado tener una paciencia admirable jaja

    Un abrazo, guapísima ¡Y mucha suerte! Ya nos contarás qué tal la próxima visita.

    ¡Y a ver cuando nos enseñas la foto del renacuajo que llevas dentro!

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy esperiementado e ir al hospital ,tomar el número para la cita:la semana pasada, me dieron dos citas a la mísma hora.Fui primero a la consulta que vi màs prioritaria, que fue la de quitarme las grapas de la operación de cadera. Cuando fuimos a la otra consulta, como llegamos tarde,con mala cara me nombró,pero me dejó para los últimos.
    Cuando me nombró por segunda vez, me exigía rapidez.Mi mujer se cabreó y le contestó ¿No ve que va con muletas?. Hay enfermeras que son muy garrulas y no deberían ocupar esos puestos. Erinia, que te vaya todo bien y tu retoño te colme de felicidad.

    ResponderEliminar
  3. Aquí en Madrid lo que ha sucedido últimamente es que la gente tenía hora para un hospital y, cuando llegaban allí perfectamente puntuales, se encontraban con que había un cartel diciendo que las citas para ese hospital ahora eran para otro... Es lo que tiene la creación de nuevos hospitales con demolición de los antiguos. Se supone que habían llamado a la gente para avisar, pero a muchos no les llamaron...

    ResponderEliminar
  4. Menuda odisea... si es que estos de la SS son así: si lo quieres lo coges y sino, ya sabes...
    Pero me alegro enormemente que estés los tres bien.
    Un super beso.

    ResponderEliminar
  5. Lo del hospital es mortal, yo me pongo de los nervios cada vez que voy.
    Por cierto, para donar sangre no tienes que ir en ayunas, es más, a mí siempre me preguntan si he comido algo porque es aconsejable al menos desayunar bien para no caerte redondo, que es casi medio litro lo que te sacan! Eso sí, aqui al menos te dan luego un vale para un bocata y una bebida gratis en el bar del hospital.

    Suerte con esa bebita!! (o bebito! jeje)

    ResponderEliminar
  6. ...todo cabe en una nuez erinia , mas pequeña que el corazon y sin embargo como elalma es un cerebro vivo en el campo...me encanta tu blog,un fuerte abrazo desde mi nuez en horas rotas donde quedo para ti con afecto...jose ramon...---

    ResponderEliminar
  7. Bueno, tu cuídate y sigue yendo al médico, aqunque tengas que esperar. Y tanto si es niño como niña lo importante es que lo vais a querer más que a nada en el mundo ¡ya verás!
    Besos preciosa

    ResponderEliminar

NUECES DICEN